Cómo crear el calendario de publicaciones que tu Blog necesita

Estaba hace unos días planificándome las publicaciones del mes y pensaba… ¿cómo se planifica un blog el resto del mundo? Estoy seguro que habrá gente que tire de calendario normal y corriente, otros que utilicen algún software para planificación y otros que, simplemente, improvisan sobre la marcha.

Lo de improvisar me parece poco acertado si pretendes tener un control de lo que haces y, sobre todo, si quieres llevar a cabo alguna estrategia de contenidos -que deberías, créeme-. Si hace unos días te regalé mi checklist de 28 ajustes esenciales para WordPress, hoy voy a contarte cómo gestiono y planifico mi blog por si pudiera resultarte útil o estás empezando y te parece una buena manera de hacerlo.

¿Por qué no es bueno improvisar un calendario?

Aunque hay cientos de motivos por los que escribir sobre la marcha no es lo idóneo, el hacerlo de forma no planificada supone no tener una estrategia de contenidos, lo que se convierte en un blog caótico, desorganizado y de difícil continuidad.

En cambio, si nos programamos una serie de artículos sobre un tema determinado y los repartimos en un periodo de tiempo estamos asegurándonos un contenido relacionado, podremos hacer mención a los próximos artículos y generar una atracción en el lector, logrando conversiones en nuestro sistema de suscripción por ejemplo.

No quiero que me malinterpretes, que pongas un orden a lo que piensas hacer y sepas con antelación cuándo escribir sobre ello no significa que no puedas de vez en cuando improvisar un artículo.

Crea un listado de temas sobre los que quieras hablar

Si lo de planificar se te da regular o no te gusta, lo mínimo que deberías hacer es escribir y guardar en algún sitio un listado de temas sobre los que te gustaría escribir en un futuro. Así conseguirás interrelacionarlos, aumentarás la calidad de tu contenido y te asegurarás de tener un colchón de temas sin miedo a quedarte sin algo sobre lo que hablar.

Si no quieres asignar fechas al menos dedícale un tiempo a ordenarlos de la forma que te gustaría publicarlos. Primero clasifícalos por categorías y después sepáralos de manera que exista algo de tiempo -y otros temas- entre ellos. Quizá no tienes un horario adecuado para saber cuándo podrás escribir y, en ese caso, es mejor no imponerte una fecha, ya que el hecho de no cumplirlo podría causarte desmotivación o la sensación de no estar haciéndolo bien.

Lleva contigo siempre a mano algo donde poder apuntar y anota todo lo que se te pase por la cabeza, seguro que te da ideas para después crear una lista de 10-15 artículos que te permita una continuidad. Y, si te despiertas en mitad de la noche con una idea, levántate y apúntala!! Ésas son las mejores 😉

Asignar fechas te ayudará a crear una rutina y darle vida a tu blog

Si tienes la suerte de tener un horario más o menos flexible, que te permita adecuarlo a la forma que tú quieras, hazte un favor y créate una rutina! Además de obligarte a escribir y sacar tiempo -que a veces resulta difícil-, ayudarás al lector a saber cuándo esperar una entrada nueva. Y si además asocias cada día de la semana a una temática en concreto creo que ganarás muchos puntos 😉

Si tuviera que decir cuál es el número de publicaciones ideal te diría que depende de muchos factores: temática, calidad de contenido, etc. No es lo mismo generar contenido de 300-400 palabras que escribir alrededor de 1.000, en este segundo caso una periodicidad menor es muy comprensible. Si hablamos de un blog que está comenzando me decantaría por escribir 2-3 artículos de calidad semanales y algún otro más pequeño los fines de semana por ejemplo.

Para conseguirlo, tener una planificación te ayudará muchísimo más de lo que crees. Utiliza Google Calendar o cualquier otro que prefieras y reparte los temas con un mínimo de dos o tres semanas de programación. En el siguiente punto te cuento mi manera, algo muy visual!

Utiliza un gestor de tareas para programar tu blog

En la última empresa en la que trabajé utilizamos varios sistemas GTD y el que más me gustó fue sin duda Asana. Si no lo conoces échale un vistazo, se trata de un gestor de tiempo y tareas con el que te resultará muy fácil asignar prioridades, categorías y demás cosas a tener en cuenta para una buena planificación. Además es genial en el caso de trabajar con un equipo de personas, ya que cuando estaba fuera de la oficina podía asignar tareas al equipo desde el móvil y tener un control de cómo evolucionaba el proyecto. Pero eso es otro tema 😉

Mi forma de planificar las publicaciones

En mi caso, utilizo un sistema compuesto por todos y cada uno de los puntos que he descrito anteriormente, ¡improvisaciones incluidas!

En primer lugar anoto en una libreta o en el móvil todo tema que creo oportuno y me viene a la cabeza, absolutamente todo. Cuando llego a casa paso todas y cada una de las ideas a una hoja de cálculo en la que no existe distinción alguna por categorías ni orden.

Durante los últimos días del mes le dedico una tarde a la planificación del blog para el mes siguiente. Una vez tengo la recopilación de ideas las ordeno por categorías -las que utilizo en el blog- y por relación de contenido. Una vez están ordenadas por temática únicamente tengo que asignarlas al calendario de forma que cuadre con un orden determinado.

Por ejemplo, los lunes podría dedicarlos a entradas basadas en WordPress, miércoles sobre Marketing Online y viernes sobre SEO. El fin de semana lo dejo para un artículo improvisado o distinto; puedo seguir las pautas que te conté anteriormente para escribir sin saber sobre qué, aunque te aseguro que con la lista de temas que tengo apuntados rara vez ocurre 😉

Lo cierto es que no sigo una planificación tan rígida, prefiero variar de vez en cuando, así que no esperes una entrada de SEO los viernes. En mi caso escribo más sobre WordPress, aunque intento que la temática sea diferente a lo largo de la semana. De esto me aseguro a la hora de asignar fechas a las futuras publicaciones, algo fácil de visualizar en Asana ya que a cada categoría le asigno un color y puedo ver cómo queda el mes completo.

Esto te ayudará a crear series de artículos, a poder hacer referencias a próximas publicaciones y, sobre todo, a no quedarte vacío de ideas a corto plazo. Si tu lista de temas pendientes baja de 7-10 podemos hablar de una más que probable futura crisis, aunque siempre podrás hacer tiempo con algunos contenidos cíclicos como los análisis mensuales 😉 ¡Apunta todo!

En resumen…

Te recomiendo planificar tus publicaciones en la medida de lo posible, si es con fechas mucho mejor y si además utilizas un gestor de tiempo como Asana que puedas llevarlo en tu móvil o tablet, genial!

¡Si crees que esto puede serle útil a alguien no dudes en compartirlo! Ahora me toca lanzarte una pregunta y agradecería que dedicaras un minuto respondiendo: ¿Qué sistema utilizas para planificar tu blog? ¿Improvisas o utilizas algún gestor de tiempo? Espero tu opinión y sugerencias!

Deja un comentario

¿Quieres recibir las últimas novedades en tu e-mail?

¡GRACIAS!